Arnold Newman, fotografíando famosos en su hábitat natura

Arnold Newman está considerado como uno de los grandes retratistas en el campo de la fotografía. Nacido en 1918 en la ciudad de Nueva York, por su cámara pasaron las más importantes personalidades de la sociedad americana y del mundo entre políticos, actores, escritores y artistas. Y, si hoy le traemos a nuestro directorio de fotógrafos, es por su peculiar forma de acercarse a sus famosos retratados.

Newman se hizo famoso no sólo por sus retratos, sino por el estilo que imprimió a su trabajo, en el que además de artistas y deportistas incluyó a políticos como los presidentes estadounidenses Dwight Eisenhower, John F. Kennedy, o el primer ministro británico Winston Churchill.

Asimismo, retrató con su cámara fotográfica a buena parte de los hombres y mujeres más influyentes del siglo XX, desde el físico J. Robert Oppenheimer padre de la bomba atómica, hasta políticos como el General Francisco Franco, en un impactante e inusual retrato de 1964, con todo el aura autoritaria de un dictador.

Cuenta Newman que le encargaron ese retrato para una revista norteamericana y, sorprendentemente, Franco accedió a fotografiarse.

Durante más de seis décadas sus imágenes no sólo mostraron a un personaje central, sino también un ambiente que hablaba sobre su personalidad, sus actividades o sus logros.

“No quería que se tratara solamente de una fotografía. El segundo plano tenía que sumarse a la composición y ayudar a comprender al personaje. Hacer sólo el retrato de alguien famoso no significa nada”, había explicado recientemente en una entrevista.

“Arnold tenía la capacidad de ver las cosas que trascienden más allá de lo que los demás observan”, señaló Ron Kurtz, propietario de “Commerce Graphics”, una galería de arte de Nueva York.

Aun cuando su base de operaciones fue siempre Nueva York, Newman viajó por todo el mundo para fotografiar a artistas, científicos y políticos para las revistas más populares de Estados Unidos.

En esos viajes, captó imágenes que se han hecho famosas del músico Igor Stravinsky y del empresario nazi Alfred Krupp.

Newman nació en Nueva York en 1918 y estudió arte en la Universidad de Miami con la intención de convertirse en pintor.

Pero su vida cambió cuando, tras dos años en la universidad, entró a trabajar en un estudio fotográfico de Filadelfia, donde comenzó ganando 16 dólares (12,4 euros) a la semana.

Visto en: www.elmundo.es

Anuncios