Fotografía de Naturaleza en Chile: Un mundo de Luz

Estimados amigos. Esta es la primera nota de la nueva sección que tendrá el blog, la cual se relaciona con la fotografía de naturaleza en Chile. La idea es ir compartiendo cada 15 días, datos y consejos respecto al tema, en lo que respecta a la técnica y motivación de esta apasionante rama de la fotografía.

 

¿Qué es la fotografía de Naturaleza?

Tal como lo indica su nombre, la fotografía de naturaleza es el arte de captar en imágenes la naturaleza que nos rodea. Suena fácil, pero es una disciplina llena de compromisos y complicaciones, que a primeras nos puede provocar una sensación de frustración a la hora de ver las fotos que hicimos en alguna salida a la naturaleza. Esto se debe principalmente a que justamente estamos trabajando en un ambiente que difícilmente podemos controlar a voluntad, por lo cual, somos nosotros como fotógrafos, los que debemos adecuarnos a la situación. Esto implica sacrificios, como levantarse de madrugada para captar las mejores luces; caminar kilómetros para llegar al punto preciso donde encontraremos nuestro sujeto; cargar pesados equipos anexos a los fotográficos, que nos permitan hacer la foto que queremos; entre otros.

Además de estas dificultades que menciono, debemos entrenarnos cada día más en la técnica fotográfica a tal punto que dominemos plenamente nuestro equipo, debido a que muchas veces los mejores momentos en la naturaleza duran muy poco, y debemos estar preparados para aprovechar esos pocos minutos al máximo. Entonces, no podemos estar averiguando cómo funciona la cámara, justo cuando estamos frente a un puma que hemos seguido por meses o estamos presenciando los escasos minutos que la luz golpea la cumbre de una montaña durante un atardecer. En general, la tomas en Naturaleza no son repetibles, son únicas. Es por eso que un buen fotógrafo de naturaleza no debe confiarse de la suerte para hacer grandes tomas. Por el contrario, se debe generar un hábito fotográfico, el cual involucra la paciencia, dominio de la técnica, dedicación y mucho tiempo invertido en terreno.

Sumado a lo anterior, un punto clave para lograr buenas imágenes de naturaleza es convertirse en un buen naturalista. Esto supone aprender de la naturaleza, ya sea mediante libros, cursos y recursos en la Web, pero más importante, aprender en terreno. De esta forma, al conocer lo que queremos fotografiar estaremos aumentando nuestras posibilidades de éxito.

Finalmente pero no menos importante, para cerrar nuestra definición de fotografía de naturaleza y lo que involucra, no podemos dejar de mencionar dos aspectos claves en la fotografía de naturaleza: “Capacidad de observación y Creatividad”. Esto corresponde a como somos capaces de mirar el mundo que nos rodea y de qué forma lo plasmamos en una imagen con sentido. Y es aquí donde pongo mucho énfasis en la diferencia entre “tomar una foto” y “crear una imagen”. En la primera situación solamente captamos un registro en el tiempo de una situación particular, en cambio, al “crear una imagen” estamos poniendo algo de nosotros en el proceso, lo que hace que esa imagen que se genere tenga una significancia y transmita algo que pasa por nosotros. Hay que recordar que la fotografía nunca será una copia fiel de la realidad, sino más bien es una abstracción de esta. De las infinitas posibilidades que tenemos al tomar una foto, debemos simplificar la caótica naturaleza que nos rodea a una simple imagen en relación 3:2. Debido a lo mismo, es que es tan importante aprender a comunicar efectivamente con nuestra imagen una sensación o momento vivido en la naturaleza. Y es aquí que la frase “menos es más” cobra mucho sentido. Generalmente las fotos más potentes son las que incorporan menos elementos en su encuadre. De esta forma el mensaje es claro y evidente.

 

Cadena del éxito para una buena fotografía:

Cuando hacemos una fotografía en la naturaleza, hay 3 eslabones esenciales para lograr una imagen con sentido. Estos son Sujeto – Técnica – Situación.

Sujeto: es importantísimo que nuestra fotografía incorpore un sujeto principal, que capte nuestra atención. Es el personaje en nuestro cuento. Una imagen sin un sujeto definido es como una novela sin personajes. Este sujeto puede ser tanto un ser animado como un animal o algo inanimado, como una roca, un cerro, un río etc… Lo importante es que sea nuestro principal punto de atención.

Técnica: Una vez definido el eslabón anterior, es de vital relevancia manejar la técnica y nuestro equipo, para poder retratar nuestro sujeto de la mejor manera. Y al hablar de técnica me refiero tanto a la técnica fotográfica como también a la manera en que nos acercamos y enfrentamos nuestro sujeto.

Situación: El tercer eslabón se refiere al “cuando”. Es la historia donde reside nuestro personaje. Muchas veces podemos tener nuestro sujeto definido y manejar muy bien la técnica, pero si no estamos en el momento preciso, no lograremos crear una imagen que impacte. Por ejemplo, la foto de un paisaje costero captado a medio día versus el mismo paisaje con una luz de atardecer en una puesta de sol. En el primer caso, la foto será muy plana, llena de sombras fuertes, con una luz muy dura; en el segundo caso tendremos una luz exquisita, que dará colores muy cálidos a nuestro paisaje. Otro ejemplo podría ser la foto de puma durmiendo, versus el mismo puma saltando arriba de un guanaco durante la cacería.

 

Como resumen de este punto, es de vital importancia reunir los tres eslabones mencionados anteriormente para lograr que una fotografía se convierta en una imagen con sentido y comunicativa.

 

Equipo requerido para la fotografía de Naturaleza:

Muchas veces cuando las personas ven mis fotos lo primero que me dicen es: ! qué buena foto, debes tener un equipo increíble !……. Si bien es cierto tengo un muy buen equipo Pentax, esto no lo es todo para lograr una buena fotografía. Hay que saber usarlo…… Siempre les digo a mis alumnos: “El secreto no está en el arco ni en la flecha, sino más bien en el arquero que la dispara”. Ahora, sin perder de vista lo anterior, la fotografía de naturaleza es una disciplina que requiere de un equipo fotográfico determinado, el cual va a variar dependiendo de nuestro tema fotográfico.

Hay ciertos artículos que van a ser necesarios para cualquier rama de la fotografía de naturaleza que realicemos. Dentro de estos figuran:

 

Cámara fotográfica. Hoy en día el mercado nos ofrece una cantidad enorme de alternativas de diseños y marcas. Dentro de estas, la cámara reflex es sin duda la más versátil para fotografiar naturaleza. Nos brinda la posibilidad de cambiar lentes, incorporarle accesorios como un flash, manejar manualmente los parámetros, entre otras cosas. Yo utilizo desde siempre cámaras Pentax debido a su buen desempeño en terreno y a la cantidad de accesorios que le puedo incorporar. Además, una característica de Pentax es que sus cámaras están fabricadas para trabajar en la naturaleza, ya que cuentan con sellos resistentes al polvo y la lluvia. De esta forma no me preocupo que se moje la cámara, ya que está diseñada para esto. Y el otro punto valorable de esta marca es su valor, el cual es inferior a otras marcas de similares prestaciones.

Yo, en estos momentos uso la Pentax K-7 y la Pentax K-5.

 

Lentes. Al comenzar con la fotografía con cámaras Reflex, uno parte generalmente con el clásico 18-55 mm que viene incorporado en el kit cuando compras una cámara. Pero a poco avanzar en esta disciplina te vas dando cuenta las limitaciones de este, por ejemplo, a la hora de fotografiar un ave en vuelo. Es así que no nos damos cuenta cuando ya tenemos una mochila con 5 o 6 lentes, para distintos propósito. Debido a lo mismo, es que es necesario definir qué es lo que queremos fotografiar.

Paisaje: un lente gran angular como el Sigma 10-20 mm o el lente kit 18-55 son focales que cumplen muy bien el propósito.

Fauna: aquí se hace imprescindible un teleobjetivo o Zoom. Aquí podemos utilizar un zoom 100-300 o 70-300, el cual será bueno por su versatilidad. Ahora, si buscamos calidad de imagen, un lente fijo será mucho mejor.

Macro: para fotografiar cosas pequeñas, hay que acercarse bastante, y para eso necesitaremos un buen lente macro, que nos permita hacer foco muy de cerca. Un buen lente dentro de este campo es el Sigma 105mm macro.

 

Trípode: Debe ser estable y seguro, que nos otorgue la confianza de dejar nuestra cámara sobre él. El trípode       será nuestra mesa de trabajo, la cual nos libera las manos para enfocar y manipular nuestro equipo con tranquilidad. Nos deberemos fijar en el peso para el cual está diseñado el trípode, y nunca exceder sus capacidades. Lo ideal es que las patas se muevan independientemente. Con respecto al cabezal de este, lugar donde se apoya la cámara, ojalá sea de rótula.

 

Mochila o Bolso: Para la fotografía de naturaleza se recomienda un bolso que nos permita caminar cómodamente con nuestro equipo por un buen rato. Es por eso que se prefiere una mochila dedicada para fotografía, sobre los bolsos clásicos. Lowepro  es un fabricante de mochilas muy cómodas e inteligentemente pensadas para el propósito, con la ventaja que son completamente impermeables.

 

Flash: Muchas veces necesitamos adicionar luz extra a nuestras tomas, como por ejemplo cuando estamos a contraluz, o simplemente queremos rellenar sombras fuertes. Para eso se recomienda un flash que sea compatible con nuestra cámara. Dentro de los flash, yo utilizo la Marca Metz, el modelo 50-AF1, el cual me ha dado muy buenos resultados.

 

Filtros: Muchas veces nos vemos en la necesidad de utilizar filtros que modifican la luz que recibe el sensor. Dentro de estos el más utilizado es el polarizador, especial para atenuar brillos fuertes y darle más calidez a nuestra imagen. Lo ideal es que sea un Polarizador circular.

 

Tarjeta de memoria: Imprescindible. Se recomienda comprar una tarjeta rápida, y de no más de 16 Gb, ya que si se pierde o se daña, no perderemos tantas fotos durante un viaje. Siempre ando con varias en mi mochila.

 

Baterías y pilas: Si compran una cámara, se recomienda comprar una o dos baterías extras, ya que a veces salimos a lugares donde será difícil cargar nuestras baterías. Lo mismo aplica para las pilas de nuestro flash.

 

Elementos de limpieza: Se recomienda tener un kit de limpieza que incorpore un paño de microfibra para limpiar los lentes y una pera para soplar y hacer la limpieza del sensor.

 

Consideraciones Finales:

Como pueden ver, la fotografía de naturaleza es un mundo apasionante que requiere mucho de nosotros, y también de un equipo adecuado. Esto es solo una introducción a esta disciplina. En las próximas notas hablaremos de aspectos más específicos, para ir profundizando en el tema. Lo importante es tener las ganas de aprender y como todo en la vida, ser perseverante.

 

Muchos Saludos

 

Jean Paul de la Harpe Z.

Fotógrafo de Naturaleza

Cursos y Safaris Fotográficos

http://www.abtao.cl

http://www.jpdelaharpe.com

Todas las imágenes protegidas © Jean Paul de la Harpe 2012

 

 

 

 

 

Anuncios