Los engaños fotográficos más famosos de la historia

 

Hoy les mostramos algunos de los engaños fotográficos más famosos de la historia, algunas de ellas trucadas en el cuarto oscuro creando situaciones imposibles de creer, irreales y oníricas pero que en aquella época fueron consideradas verídicas, y otras imágenes que engañaban al espectador mediante actores y trabajadas puestas de escenas. Veremos 5 imágenes que consiguieron pasar por verdaderas en su momento, aunque en realidad hay muchas más.

 

Hippolyte Bayard

La imagen de arriba podría considerarse como el primer fake de la historia de la fotografía. En 1830 Hipólito Bayard, inventor del calotipo, cansado de ser ninguneado y de ver como Daguerre conseguía toda la atención de la Academia de Arte y las Ciencias francesas por el daguerrotipo decidió escenificar su muerte. Así bajo el nombre de Self Portrait as a Drowned Man Bayard muestra su descontento por las injusticias cometidas hacia él y hacia su invento a través de su supuesto suicidio. En la parte posterior de la foto se podía leer lo siguiente:

El cadáver que usted ve aquí es el del señor Bayard, inventor del proceso que acaba de ser mostrado. Por lo que sé este experimentador infatigable ha estado ocupado cerca de tres años con su descubrimiento. El Gobierno, que ha sido demasiado generoso con el señor Daguerre, ha dicho que no puede hacer nada para el señor Bayard, y el pobre infeliz se ha ahogado. ¡Oh los caprichos de la vida humana ….! … Él ha estado en el depósito de cadáveres durante varios días, y nadie ha reconocido ni lo reclamó. Señoras y señores, es mejor que pasen a verlo de inmediato por que pudiera ser que se ofendiera a su sentido del olfato, ya que, como se puede observar, la cara y las manos del caballero están empezando a decaer.

La imagen de Lincoln muerto fue otra de las fotografías más famosas que a pesar de ser una puesta de escena fue considerada real. Tras el asesinato de Lincoln en 1865, el Ejército prohibió que se realizará fotografías del difunto durante su velatorio. Pero a pesar de ello unos artistas con la ayuda de un doble recrearon la famosa imagen de Lincoln en su ataúd. La imagen fue una de las más difundida de la época, a pesar de que el hombre de la foto no era Lincoln y además fingía estar muerto.

hadas

Y por último una de las imágenes que estuvo considerada como verdadera casi 50 años. El fotomontaje es de 1920 y se ve a una joven rodeada de diminutas hadas bailando y tocando instrumentos. Aunque parezca mentira no fue hasta 1970 que dicha fotografía se considero como fraude, hasta entonces se creía que era real.

Como veis sólo os he mostrado 5 de los engaños fotográficos más conocidos y famosos, pero como he dicho al inicio del post, hay muchos más. Así que os animo a que busquéis más fotografías trucadas, ya sea mediante la puesta en escena o a través del laboratorio fotográfico. Imágenes que sorprenden no por el hecho de ser consideradas verídicas, sino por los engaños visuales que utilizaban en aquella época.

 

Visto:  www.xatakafoto.com

Anuncios